martes, 26 de agosto de 2008

Algo de suerte si que tengo

Pienso que una de las cosas que como personas más nos debe enorgullecer (siempre que nos consideremos eso, personas), es el hecho de ir dejando huella allá por donde vamos pasando. Creo que eso se demuestra, entre otras muchas formas, cuando dejas de trabajar en un sitio. Hay personas que pasan con más pena que gloria por las empresas, y cuando llega el momento de la despedida, más que la pena, a los demás los llena de una inmensa alegría difícil de describir con palabras, pasando al mayor de los olvidos mutuo, incluso eliminandose de la memoria cualquier recuerdo que hubiese podido quedar del tiempo compartido.

A mí, por el contrario, me sucede siempre lo contrario. Cada vez que por cualquier motivo profesional he tenido que abandonar un puesto de trabajo para acceder a otro en mejores condiciones (sobre todo personales y profesionales, más que económicas), he ido conservando con muchos de mis compañeros esa relación que nos unió durante tantas y tantas horas compartidas en el centro de trabajo. Evidentemente con todos no sucede esto. Pero si me gusta mantener esa amistad surgida a nivel profesional cuando por parte de alguno se tiene que romper la relación profesional. Y aunque sea en la distancia, como me sucede ahora tras dejar a mis compañeras de Cádiz, seguimos manteniendo el contacto de forma asidua. Hasta el punto de aprovechar cualquier momento (siempre que podamos) para organizar lo que sea con el objetivo de vernos, charlar un rato de nuestras cosas y pasarlo bien. Resultado de ésto fue la noche que nos fuimos de marcha (ahora se llama así, ¿no?) por Cádiz este verano.

Por esto, no se si que me pasen estas cosas es fruto de lo "excelente" persona que es uno, de la predisposición que todos o casi todos tenemos a establecer relaciones sociales, de la disposición de los astros en un momento determinado, o de la suerte que uno tiene. Yo siempre pensaré que algo de suerte siempre hay.

Desde aquí envío abrazos y besos a tod@s l@s compañer@s que he tenido y sobre todo a l@s que, con el paso del tiempo, sigo teniendo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

tu trincaperlas , dejate del blog y a ver si esta mas en contacto con tus amigos del puerto , que nos tienes contento.

Raúl dijo...

Uy! noto cierta acritud. Saludos campeon y nosotros tenemos otra pendiente no? sobre todo ahora que somos vecinos de curro.

salu2.

Miguel dijo...

Raulín, sin acritud, ya sabes que hace más de 4 años que no trabajamos juntos, y aquí seguimos los 2. Te tomo la palabra en lo que tenemos pendiente. Un fuerte abrazo.