lunes, 25 de agosto de 2008

El final del verano

Despues de algo más de un par de meses sin actualizar mi blog, vuelvo con la intención de darle vida de nuevo, con las cosas que me interesan y que quiero compartir con vosotros. Han sido 2 meses en los que he tenido algún que otro cambio. Por ejemplo, he cambiado de lugar de trabajo. He dejado de hacer tantos kilómetros cada día, para trabajar de nuevo en Sevilla, al lado de casa, en la Delegación de Educación de Sevilla, como asesor/orientador a estudiantes y orientadores de centros educativos. Muy gratificante, la verdad. Un gran cambio, pues de estar 1 año haciendo tareas administrativas en el servicio de Valoración de la Dependencia de Cádiz, he pasado de la noche a la mañana a desempeñar tareas mucho más técnicas, relacionadas directamente con mi formación. Eso sí, me quedo con un gran recuerdo de este año que he pasado en Cádiz y donde, quien sabe (yo sí lo sé), algún día pueda volver.

El verano también ha sido fructífero en vacaciones. Hacía tiempo que no disfrutaba de 1 mes completo de vacaciones seguidas y lo hemos notado. A las salidas a El Puerto y La Antilla (habituales todos los años), hemos añadido una semanita en una casita de San José (Almería). Sol, playa, paseos y siesta (y copitas, claro). Lo recomiendo a todo el que quiera pasar unos días de relax, y en unas playas maravillosas. Para ir con niños es perfecto, pues por las noches hay actividades para ellos.

Y despues, 1 semana para intentar adaptarnos a lo que nos espera hasta las próximas vacaciones, y a trabajar de nuevo. En medio de todo esto ha estado el examen de oposiciones (mejor no hablar) y nuevos y habituales proyectos para poner en marcha: comenzar a estudiar de nuevo; comenzar los ensayos de nuestra chirigota para el carnaval 2009, con más ganas y fuerza que nunca (va a ser un pelotazo); comenzar un proyecto musical junto a unos amigos, donde el menda intentará tocar la batería (lo mío es el ruído), y bueno, así matar un poco el gusanillo, y......quien sabe. Y ya apenas me queda tiempo para nada más.

Y, eso sí, sin olvidar la temporada futbolística, donde espero que mi Sevilla continúe dando tantas alegrías como ha venido dando en los últimos años (la verdad es que promete la cosa).

Bueno, sólo espero que volvais de nuevo a ser fieles seguidores de mi blog (ya se que algunos no han dejado de visitarme a pesar de mi ausencia). Nos vemos de nuevo por aquí. Saludos a tod@s.



3 comentarios:

Paco Rodríguez dijo...

Pues buenas vacaciones te has pegado, yo conozco Mojacar y aguadulce por ir allí tres veces, San José lo conozco de paso, comimos en una pizzería de un canario y poco mas.

Pues nada Mi alma, seguimos en contacto

Manu dijo...

Bienvenido,y a ver si hacemos terapia para la dichosa depre postvscas.
Y a ver si todos los cambios que nos esperan sean tan positivos como el tuyo, de lo que me alegro mucho.
Nos vemos para hacer ruido, esperemos que suene bien.
Un abrazo.

Miguel dijo...

Pues yo en San José comí en una pizzería de un italiano (Paulino), con pizzas como la rueda de un camión, estaban de muerte, y bien de precio. Lo demás, algo caro para comer. Yo conozco toda la costa y parte del interior de Almería. Llevo unos 10 años conociendo esa gran desconocida (parque natural Cabo de Gata-Níjar, Roquetas, El Ejido, Vera, Mojácar, Carboneras, San José,...). Espero volver pronto.