jueves, 6 de marzo de 2008

Los reflejos en los deportes de riesgo

Es imprescindible desarrollar unos buenos reflejos si se quiere participar en los deportes de riesgo, sobre todo de espectador. Todo un personaje.
Gracias Jacob por el video.

video


Ahí está el tío.

Desilusión

Esa es la palabra que define el sentimiento que tengo hoy, 24 horas tras el partido de 1/8 de final de Champions, de lo vivido en el Ramón Sánchez Pizjuan durante y tras la finalización del mismo. He querido dejar pasar éste tiempo para resumirlo en pocas palabras. Ayer hubiese necesitado páginas y páginas para describir lo que los sentimientos de todos querían expresar.

Por eso, hoy, sólo lo califico como desilusión, impotencia, resignación, y una vuelta al Sevilla de siempre, ramplón, inofensivo e inocente en los momentos más importantes. Ayer se jugó contra ese fantasma del pasado que siempre ha perseguido a nuestro equipo, ese que le ganó la partida a los 15 minutos de partido cuando estaba todo ganado y le llevó al suicidio deportivo, y posterior autoeliminación de la competición. Ayer jugó contra sí mismo y perdió.
En cambio, otros nunca podrán decir que llegaron a éste nivel de competición, ni que estuvieron 18 meses liderando la clasificación mundial de clubs, ni que ganaron 5 títulos en 15 meses, ni que barrieron del campo a equipos tan grandes como R. Madrid y Barcelona en sendas finales de Supercopa, ni que sintieron tantas y tantas emociones contrapuestas, ni que......para qué seguir. Sólo se consuelan celebrándolo al más puro estilo de fin de feria con tracas y cohetes (con la que tienen encima).

Eso es lo que me hace pensar y sentir con mayor fuerza si cabe, a pesar de lo vivido ayer, ese sentimiento rojiblanco que permanece tan arraigado en mi.

Sevilla Hasta la muerte, y que esta imagen no vuelva a repetirse jamás en la Bombonera de Nervión, cuna del futbol de nuestra ciudad, SEVILLA.