jueves, 28 de agosto de 2008

Por siempre, Puerta

Hoy es un día triste para los que conocimos sus comienzos, los que le barruntábamos un futuro lleno de triunfos, los que disfrutábamos con sus regates y sus escapadas por la banda, los que veíamos su progresión en la Ciudad Deportiva de la carretera de Utrera, los que nos alegramos por su internacionalidad, y también para los que tuvimos la suerte o la desgracia de vivir en directo tan fatídico momento.

Sí, hoy es un día triste porque hace justamente 1 año que el gran Antonio dejó de correr la banda del Pizjuán en la flor de su juventud y en el principio de una gran carrera profesional que auguraba muchos más éxitos que los que había conseguido hasta ese momento, siendo pieza básica y fundamental para la consecución de los mayores triunfos que el sevillismo jamás había soñado vivir.


Dicen que en los clubes de fútbol lo importante es la entidad, y que los jugadores llegan, triunfan o no, y se van, quedando en el recuerdo lo poco o mucho que hayan aportado a la historia deportiva del mismo. Pero en éste caso la historia es diferente. Puerta llegó muy joven, tuvo una carrera meteórica, ascendiendo pronto al primer equipo del club de sus amores, triunfando y escribiendo su nombre con letras de oro en los anales del Sevilla F.C., y se fue por la puerta más grande por la que podría haber salido, la puerta del cielo. Y ahí, es donde permanecerá eternamente, en el recuerdo de todos. Se ha ido después de triunfar, pero nadie lo olvidará, porque partido tras partido será recordado en ese minuto 16 de partido con palmas y cánticos en su recuerdo.

Vaya desde aquí el recuerdo de, como lo bautizó el presidente del club, “la zurda de diamantes”, artífice de los mayores éxitos del Sevilla F.C. y de las mejores vivencias y sentimientos que nunca hayamos vivido los sevillistas.

POR SIEMPRE PUERTA. D.E.P.


(fotomontaje obtenido del blog infierno-rojo, desde aquí mi agradecimiento)

1 comentario:

Paco Rodríguez dijo...

Por siempre.........