martes, 7 de octubre de 2008

¿Crisis?....¿dónde hay crisis?

¿Crisis? ¿dónde hay crisis? Todos nos quejamos de la crisis que estamos padeciendo, pero nadie se priva de nada. Que vas a tomarte una cerveza con una tapa. Llegas al bar y están todas las mesas ocupadas, con lo cual, tienes que hacer lo de siempre: salir de casa un poquito antes. Que vas a comprar, ya sea una tienda de barrio o un gran centro comercial. Te llevas más tiempo esperando para pagar que comprando. Que necesitas llenar el depósito del coche. Colas en las gasolineras, ya que no podemos estar sin vehículo de ninguna de las maneras. Que te planteas hacer un viajecito. Más colas en las agencias de viaje. Que hay que comprar ropa porque la que tenemos es de la temporada pasada y mis vecinas y amigas se van a dar cuenta. Sin problema, nos vamos al Corte Inglés y a tarjetazo limpio llenamos el armario. Y así podríamos seguir infinitamente.

Pero la crisis viene después, cuando nos damos cuenta que no tenemos para tanto, pero queremos seguir con el mismo ritmo de vida. Ante eso es mejor “dejar de pagar” la hipoteca o el préstamo del coche, y lo que tenga que venir vendrá. Lo importante es la cervecita del mediodía y que a los niños “no les falte de ná”.

En fin, como decía el Selu y el Yuyu, “el que la lleva la entiende”. A mi me está afectando igual que a todo el mundo, y claro, he tenido que dejar de hacer muchas cosas, al mismo tiempo que estoy haciendo más números que un trapecista para llegar a fin de mes, e incluso poder ahorar unos “eurillos” pa lo que pueda venir. Esperemos que éste año y pico que dicen que nos queda de crisis pase rápido (aunque al final estemos más mayores y tengamos más canas), y nos podamos reir todos del momento que estamos viviendo actualmente (aunque reir, lo que se dice reir, creo que no nos vamos a reir mucho).

Enga, a ponerle pilas a la calculadora, y a comprar las marcas blancas. Viva el DIA y el LIDL, que son los únicos que velan por nuestro futuro (¡¡¡qué güena gente son!!!)

1 comentario:

Paco Rodríguez dijo...

El cofidís, el citiban, el fimestí el dinero rapido, etc, es una de las principales causas de no llegar fin de mes.

Dan dinero a diestro y siniestro, y luego cuesta un riñón pagar.